Saltar al contenido principal

ACADEMIA HONDUREÑA DE LA LENGUA

Académicos Fundadores


1. Dr. Esteban Guardiola

Biógrafo, maestro, doctor. Primer Director de la Academia Hondureña de la Lengua. En 1984 organizó el primer año de Medicina junto a otros Médicos colegas.

Obras: Vida y hechos del General Santos Guardiola, Tegucigalpa, 1932. Biografía del Dr. Rafael Alvarado Manzano, Tegucigalpa, 1934. Don Francisco Antonio Xavier y Botelo, Tegucigalpa, 1942. Boceto biográfico del Doctor Ramón Rosa, Tegucigalpa, 1948. Vida y escritos de Dionisio de Herrera, Tegucigalpa, 1950. Historia de la Universidad de Honduras, seguida de un estudio crítico de las Pastorelas del Doctor José Trinidad Reyes, Tegucigalpa, 1952. General Francisco Morazán, Tegucigalpa, 1953. Historia de la Universidad de Honduras, Centenario del Padre Reyes, Tegucigalpa, 1955.

2. Silverio Laínez (1868)

Estudió leyes en Guatemala, se desempeñó como Secretario de Estado en los Despachos de Hacienda y Crédito Público en el gobierno del general Vicente Tosta en 1924. En el segundo período del general Carías en 1937 ocupó la cartera de Relaciones Exteriores; Magistrado propietario de la Corte Suprema de Justicia en el gobierno del Dr. y Gral. Miguel R. Dávila de 1907 a 1911 y Magistrado Presidente del más alto tribunal de justicia en el gobierno del Dr. Juan Manuel Gálvez. Fue miembro de la Logia Igualdad N.° 1 de Honduras.

3. Alejandro Silverio Arriaga (1907)

Poeta, ensayista. Realizó estudios de Jurisprudencia en la Universidad Central, hoy Universidad Nacional Autónoma de Honduras. Posteriormente, realizó estudios superiores en la Universidad de Boulder, Colorado. Fue Subsecretario de Relaciones Exteriores en 1956  y Consejero de Estado. Murió en Tegucigalpa, el 7 de noviembre de 1976.

Obras: En vida y en la rama de ensayo y lingüística publicó: Prosodia castellana (1937); Lecciones de Etimología (1941); El Sabio hondureño, don José Cecilio del  Valle, en la IX Conferencia Internacional Americana (1954); Rubén Darío. Precursor de la prosodia castellana (1964).     

4. Juan Valladares Rodríguez (1910-1996)

Diplomático e historiador. Se desempeñó en 1950, como Embajador en España.

Obra: Oro de Honduras. Antología de Ramón Rosa, (1948) junto con Rafael Heliodoro Valle; La Virgen de Suyapa (1946).

5. Rafael Heliodoro Valle (1891-1959)

Poeta, narrador historiador, periodista y diplomático. Estudió para maestro en México, país que consideró su segunda patria. En Honduras fundó en 1912, recién graduado de Magisterio, el Ateneo de Honduras y en Washington el Ateneo Americano, en 1949, cuando se desempeñaba como embajador de Honduras ante los Estados Unidos. Trabajó para los diarios mejicanos el Universal Ilustrado, el Universal y Excélsior y sus colaboraciones eran divulgadas en la prensa continental, desde Buenos Aires a la Habana y en todas las capitales centroamericanas. En 1940 le confirió la Universidad de Columbia, en Nueva York, el Premio María Moors Cabot de periodismo.

Obra: Entre su voluminosa obra se destacan: El rosal del ermitaño (1911) Ánfora sedienta (1922), Flor de Mesoamérica (1955) en Poesía; sus antologías y bibliografías: Índice de la poesía centroamericana (1941), Tres pensadores de América: Bolívar, Bello y Martí (1946), Bibliografía mexicana (1930), Bibliografía de la Historia de América (1938), Bibliografía del periodismo en la América española (1942) y en Historia: El espejo historial (1937), Historia de la Cultura Hondureña, (editado en 1981 por la Editorial Universitaria UNAH), Iturbide, varón de Dios (1944).

6. Marcos Carías Reyes (1905-1949)

Novelista, ensayista, diplomático. Miembro de la delegación hondureña que firmó, en 1945, en San Francisco de California, la Carta de la Naciones Unidas. Transitó de la novela criollista, La Heredad, a la novela bananera, Trópico.

Obra: Crónicas: Prosa fugaces (1938), Crónicas Frívolas (1939); Ensayo: Hombres de Pensamiento (1947) Cuentos: Germinal (1936); Cuentos de Lobos (1941); Novela: La Heredad (1934), Trópico (edición póstuma, 1971).

7. Carlos Máximo Gálvez (1898-1981)

El Dr. Carlos M. Gálvez R. fue además de un gran Pediatra, un verdadero sabio, un erudito, continuó estudios en la Universidad de la Sorbona de París; en la Universidad de Oxford en Inglaterra, en la Universidad de Harvard en Boston y en la Universidad de Tulane en Louisiana. Fue un verdadero políglota, hablaba 7 idiomas a la perfección Dr. Carlos Gálvez, el sabio y políglota que inicia la cátedra de Pediatría con la influencia de los clásicos maestros franceses, pediatra insigne, desde sus altos puestos en la Rectoría de la Universidad y en el Ministerio de Educación sienta las bases de la educación moderna.

Su gran actividad médica, científica, gremial, literaria y social, lo conducen a destacarse como: Fundador de la Unión Médica Hondureña, editor en 1950 de la Revista Médica Hondureña, Rector de la Universidad Nacional de Honduras, 1949 a 1953 es Ministro de Educación, Fundador en 1952 de la Asociación Pediátrica Hondureña, siendo su Primer Presidente, y uno de sus más destacados miembros; es el creador de su lema: «In Puero Homo» = En el Niño está el Hombre.

8. Joaquín Bonilla (1888)

Poeta en el limbo, regresó de la Escuela Militar de Tegucigalpa, para continuar estudios en Academias de Estados Unidos, (Nueva Orleáns y Nueva York) y también en el Kings College, de Londres. En Nueva Orleáns, fundó El Mercurio, periódico de corta vida, entre 1911 y 1913. Posteriormente fue Cónsul General en Liverpool y Manchester, Inglaterra y en Alemania, entre 1914 y 1924.

Título de uno de sus poemas: «THE LIGHTSHIP OF NEW YORK BAY».

9. Carlos Izaguirre (1895-1956)

Poeta, narrador, político. Maestro de educación, era también piloto aviador. Murió en el cargo de Embajador de Honduras en Estados Unidos.

Obra: Poesía: Desiertos y campiñas (1939), Nieblas (1941), La voz de la sombras (1948); Novela: Bajo el Chubasco (Dos tomos, 1945); Ensayos: Readaptaciones y cambios (1936), Pensamientos y reflexiones (1952).

10. Antonio Ochoa Alcántara (1893-1968)

Poeta, periodista, ensayista. Director de diversas publicaciones periódicas: La Voz de Occidente, Santa Rosa de Copán, 1919, Diario de Honduras, Tegucigalpa, 1929, El Norte, San Pedro Sula, 1937, La Época, Tegucigalpa, 1957. Diario de El Salvador, 1932. Redactor de planta de la Prensa Gráfica en El Salvador y de El Mundo, de Guatemala. Como Académico de la Lengua, asistió al Primer Congreso de Academias, México, 1951 y al Tercer Congreso, Colombia 1960.

Obra: Poesías: Ánfora de amor y dolor, de meditación y muerte (1936); Crónicas: El arsenal de la democracia (1943), Comentarios políticos (1947), La Nueva Honduras hacia un verdadero nacionalismo (1931); Prosa: Gemas (1926-1927-1935).

11. Luis Andrés Zuñiga (1878-1964)

Poeta, fabulista y narrador. Estudios en la Sorbona de París, ciudad en la que fue secretario de Rubén Darío. Director, en Honduras, de la Biblioteca y Archivo Nacionales. Fundador, junto con Rafael Heliodoro Valle, Froylán Turcios y Salatiel Rosales de la revista Ateneo de Honduras. Con su pieza dramática Los conspiradores fue inaugurado en 1914 el Teatro Nacional de Tegucigalpa. En 1951 se le otorgó el Premio Nacional de Literatura, siendo el primer escritor distinguido con el mismo.

Obra: Los conspiradores (Teatro, 1915), Águilas Conquistadoras (Poesía, 1913), Fábulas (1919).

12. Céleo Murillo Soto (1912-1966)

Poeta y periodista. Colaborador de los periódicos La Época, Prensa Libre, El Día, El Nacional. Durante varios períodos fue presidente de la Asociación de Prensa Hondureña (APH).

Obra: Poesía: Afán (1939); Ensayo: Un hondureño y una actitud política (1948); Antología: Álbum Morazánico (1942, en colaboración con Marcos Carías Reyes).